La Procuraduría General de la República, a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA) por conducto de su Delegación en Puebla, además de lograr la vinculación a proceso de un presunto homicida, se coordinó con la Procuraduría General de Justicia del estado para ejecutar en su contra diversas órdenes de aprehensión. 

El Ministerio Público de la Federación, inició una carpeta de investigación derivada de la puesta a disposición de una persona, detenida por elementos de la Policía Municipal de Acatlán de Osorio, quienes atendiendo una llamada de auxilio de un ciudadano, en la avenida Lázaro Cárdenas, del Barrio de San Rafael, localizaron al ahora imputado, quien se encontraba escandalizando, por lo que lo aseguraron con una pistola tipo escuadra, calibre .45, marca Colt, abastecida con seis cartuchos útiles. 

Posteriormente, como resultado de la coordinación que se ha establecido con autoridades municipales y estatales, el Fiscal Federal logró establecer una red de vínculos, en la que descubrió que dicha persona cuenta con un largo historial delictivo, entre el que se encuentran cuatro órdenes de aprehensión por los delitos de lesiones calificadas, ataques peligrosos, lesiones y homicidio, delitos cometidos del año 2009 a la fecha. 

El sujeto está relacionado con el homicidio de un hombre ocurrido el 19 de mayo de 2014, cuando la víctima conducía su combi del Servicio Público, con dirección de la Colonia Fovissste, al centro de Acatlán de Osorio, a la altura del periférico y calle Colosio, en el Barrio de San Miguel, mismo que fue atacado con un arma punzocortante, ocasionándole diferentes heridas por la espalda y cuello. 

También se le imputa el homicidio cometido el día 2 de octubre de 2014, contra una maestra jubilada, quien fue encontrada en su domicilio de la calle Libertad, número 83, del Barrio de San Miguel, muerta a consecuencia de 25 puñaladas de arma punzocortante, además de que quemó los muebles de la vivienda; se presume, que el móvil del delito fue el robo. 

Otro caso más fue el homicidio cometido el pasado 22 de febrero del año en curso, contra el conductor de un taxi, quien fue encontrado sin vida en el interior de su vehículo, en el camino de la Comunidad de San Bernardo a Hermenegildo Galeana, mismo que fue ultimado por dos disparos de arma de fuego, calibre .45. 

El 24 de febrero del 2015, una empleada de la vinatería El Cabrito, fue encontrada sin vida en este establecimiento, ubicado sobre el periférico, carretera a Ixcaquixtla, a consecuencia de dos disparos en la cabeza, con un arma de fuego calibre .45. Se determinó que el móvil una vez más, fue el robo. 

Existen también datos que lo relacionan con la muerte de un joven, que fue ultimado por disparos de arma de fuego, en el año 2013, en la calle Ricardo Reyes Márquez. 

Todos estos homicidios se llevaron a cabo en el municipio de Acatlán de Osorio y en el caso de los ocurridos con arma de fuego, se ha establecido que se realizaron con el arma que se le aseguró al inculpado.