La Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales (SEIDF), realizó la destrucción de 67 toneladas de ropa usada, mediante incineración en hornos de planta industrial ubicada en Ciudad Cooperativa Cruz Azul, Tula, Hidalgo. 

La mercancía de procedencia extranjera se encuentra relacionada con seis indagatorias por el delito de contrabando y contrabando equiparable, por lo que al no cumplir con las regulaciones y tratarse de mercancía de comercio exterior susceptibles a focos de infección no transferible al Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) y habiendo causado abandono a favor del Gobierno Federal, se procedió a su destrucción. 

Peritos y ministerios públicos adscritos a la SEIDF, han intensificado las investigaciones, mediante un monitoreo permanente que permite el aseguramiento de prendas de vestir que ingresan al país sin cumplir con las regulaciones. 

La acción desarrollada por la SEIDF, fue con estricto apego al marco jurídico vigente y a los principios que rigen la función institucional de combate eficiente al delito de contrabando y salvaguardar la economía formal. 
bol15 10.jpg
bol15 12.jpg
bol15 2.jpg