- Los grandes retos de la institución pasan por tres momentos: Mariana Benítez.

El trabajo de la Procuraduría empieza por legitimarla ante la sociedad, darle el carácter que tiene en la Ley de representante social para lograr la confianza de las personas, afirmó Jesús Murillo Karam, Procurador General de la República al reunirse con integrantes del Foro Internacional de Mujeres, Capítulo México.

En el Foro, fundado en Estados Unidos con el propósito de crear redes de apoyo entre mujeres líderes; el Procurador señaló que el elemento central de esa transformación es construir una mentalidad diferente de quienes trabajan en la institución para que la autoridad tenga la confianza de la sociedad.

Ante las integrantes de este Foro, organizado por su Presidenta en México, Kena Moreno y con la presencia de la Subprocuradora Jurídica y de Asuntos Internacionales, Mariana Benítez Tiburcio; el Procurador destacó que con base en la confianza, la PGR cumple con sus objetivos sociales en el país, al intensificar su trabajo partiendo del interior, eliminando todo aquello que había impedido legitimar la acción de la Justicia.

El cambio de mentalidad parte de un importante esfuerzo de profesionalización del personal para hacerlo confiable en su desempeño y que ante la denuncia, los mexicanos estén seguros que se investigará y sancionará a quienes hayan infringido la ley.

Ese es el principio básico de la sociedad, en la que nadie puede hacerse justicia por su propia mano, la Procuraduría actúa de buena fe, parece que es una palabra, pero es el verdadero fondo, quien tiene en sus manos la posibilidad de iniciar una acción de impartición de justicia, obligadamente debe tener buena fe, subrayó Murillo Karam.

Finalmente, en su oportunidad, Mariana Benítez explicó a las presentes, que la Procuraduría vive tres grandes momentos en su transición: Implementación del nuevo sistema de justicia, modernización de la estructura institucional, tanto en sus procedimientos como fundamentalmente en la capacitación para hacerla acorde a este nuevo esquema y por último, la trascendencia del cambio de Procuraduría a Fiscalía General.