Al participar en las Jornadas de Justicia Penal organizadas por la UNAM, señaló que el tiempo máximo para transitar al nuevo sistema es junio de 2016.

La Subprocuradora Jurídica y de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República, Mariana Benítez manifestó que la piedra angular para implementar el nuevo sistema de Justicia Penal, será la capacitación y la implementación con las fiscalías y procuradurías en todos los estados.

Al participar en las Jornadas de Justicia Penal, organizadas por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Benítez Tiburcio, explicó que se tiene una planeación clara de las fases que se tienen que cumplir para que esté funcionando plenamente en junio del 2016, que es el plazo máximo para poder transitar hacia el nuevo sistema.

Los países que han tenido dificultades y que las siguen teniendo para implementar el nuevo sistema penal, señaló es la falta de capacitación, aunque, subrayó ésta no lo es todo, genera las condiciones para tener la infraestructura necesaria, los protocolos, bajo las cuales se va a operar.

Se refirió a la necesidad de un cambio cultural de quienes participan en la procuración e impartición de justicia, en el reemplazo de conductas y hábitos que por años han permeado por nuevas prácticas, acordes al nuevo sistema y son los académicos, los futuros abogados y los operadores quienes tienen esa gran responsabilidad para llevar a buen puerto esta implementación.

Un paso importante ha sido la promulgación por el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto del Código Nacional de Procedimientos Penales como una de las prioridades de esta administración para concretar una procuración de justicia de manera mucho más eficaz.

Asimismo, hizo un recuento de los aspectos torales del Código Nacional que recogen los principios constitucionales, esencia del nuevo Sistema Penal Acusatorio, al aplicar todos, las mismas reglas y principios previstos en la Constitución.