•  Afirman que el debilitamiento económico y financiero de las organizaciones criminales es fundamental para un combate eficaz.
  •  Se comprometen a seguir incrementando los lazos de cooperación internacional para mejorar los sistemas de justicia en ambos países.

 

Sin poder económico y bienes a su servicio, las organizaciones criminales se debilitarán hasta poder disolverlas y castigar a sus integrantes, ya que su principal fortaleza radica en las fortunas que llegan a manejar y es por ello que los gobiernos y las instituciones de justicia deben coordinar esfuerzos encaminados a cumplir este objetivo advirtió el Procurador Nacional Antimafia de Italia, Franco Roberti.

 

Al concluir el segundo día de "Seminario de Intercambio de Experiencias de Lucha contra las Organizaciones Criminales y el Lavado de Dinero" llevado a cabo en la sede de la Procuraduría General de la República (PGR), el especialista italiano expuso que al incautar los bienes producto de actividades delincuenciales se cumplen varios objetivos como la neutralización de las mafias, fortalecer a las instituciones de justicia y seguridad, así como llevar beneficios permanente a las comunidades que resultan afectadas por la presencia y acciones de la delincuencia.

 

En este sentido, reconocieron que el sistema mexicano para el aseguramiento y manejo de los bienes económicos de la delincuencia organizada es más amplio y completo que el modelo italiano, pues gracias al trabajo que realiza el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) dependiente de la Secretaría de Hacienda Federal el control y la distribución económica es más amplia y especializada, ya que se cuentan con comités de evaluación para transparencia y optimización de los recursos.

 

Héctor Orozco Fernández, director general del SAE, informó que en lo que va de este año, han obtenido cerca de 4 mil millones de pesos tras el aseguramiento, venta y financiamiento de bienes producto de actividades ilícitas, recurso que han puesto en manos de las fuerzas armadas, Ejército, Marina, Policía Federal y PGR, así como para financiar organizaciones no gubernamentales dedicadas al apoyo de niños con cáncer, personas con capacidades diferentes, adultos mayores y finalmente, en la recuperación de espacios públicos dedicados a la cultura, la educación y la convivencia social.

 

En otro de los temas, se habló del secuestro y la forma en que el sistema Italiano ha logrado bajar su incidencia, a base del convencimiento de integrantes de la mafia para convertirlos en colaboradores de la justicia proporcionando información completa y veraz de la forma en que operan y de los líderes de estas bandas, así como para confiscar sus cuentas bancarias, inmuebles y empresas.

 

Para el caso mexicano, advirtieron que en la actualidad, el robo y venta de hidrocarburos se está convirtiendo en la principal forma de financiamiento de la delincuencia, razón por la cual el estado redoblará esfuerzos y acciones para atacar este fenómeno, usando tecnología de punta y ubicando a los empresarios vinculados con la compra y comercialización de estos productos.

 

El Subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la PGR, José Alberto Rodríguez Calderón, clausuró el Seminario y agradeció las aportaciones de la delegación italiana mismas que serán base fundamental en el mejoramiento de los procesos de justicia mexicanos, sobre todo en la búsqueda del reconocimiento de la sociedad para quienes el estado y sus organismos trabajan cotidianamente.