La Procuraduría General de la República (PGR), a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, por conducto de su Delegación en Jalisco, inició una averiguación previa por el delito de contrabando, derivado de la puesta a disposición de cigarros de procedencia extranjera. 

Elementos de la Policía Federal, en compañía de dos sensores caninos, inspeccionaron una empresa de paquetería, ubicada en la colonia Álamo del Sector Reforma, del municipio de Guadalajara, donde localizaron 29 cajas de cartón, que contenían 680 mil cigarrillos de fabricación Indu. 

El tabaco no cuenta con la documentación que ampare su legal estancia y/o procedencia dentro del país. 

Cabe manifestar que este producto esta considerado dentro de una alerta sanitaria, ya que no cumple con la normatividad en la materia, lo que representa un riesgo adicional para la salud de quien los consume. 

Los cigarros quedaron a disposición del Representante Social de la Federación, quien continúa con la integración de la averiguación previa correspondiente, contra quien o quienes resulten responsables por el delito referido. 

Los cigarrillos tenían como destino un domicilio en el Distrito Federal.