La Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), en su Delegación en Chihuahua, inició una averiguación previa por los delitos de Contra la salud y Violación a la Ley de Armas de Fuego y Explosivos. 

Lo anterior, luego que elementos de la Policía Federal pusieron a disposición armas y droga aseguradas con motivo de un enfrentamiento con civiles en las inmediaciones del poblado de Benito Juárez, ubicado sobre la carretera Flores Magón-Villa Ahumada. 

De acuerdo con el informe recibido, un testigo advirtió de la presencia de dos camionetas de modelo reciente con personas armadas a bordo, sobre la carretera estatal Benito Juárez, del municipio de San Buenaventura, Chihuahua. 

Al iniciar la búsqueda por la zona, a la altura del kilómetro 60, entre los poblados de Playitas y Benito Juárez, los elementos federales localizaron los vehículos antes descritos, de donde bajaron cinco personas del sexo masculino y agredieron a los agentes con armas de fuego. Al repeler el ataque, los individuos quedaron abatidos. 

La autoridad aseguró en el lugar 142 dosis y 22 envoltorios de cocaína con un peso de 313 gramos 100 miligramos, un kilo 221 gramos 300 miligramos de crystal, 107 gramos 600 miligramos de marihuana y 98 dosis de heroína con un peso de 348 gramos 400 miligramos. 

Asimismo, un arma calibre 7.62x39mm, un arma calibre 5.56mm, un arma con mira telescópica calibre 30.30mm, dos pistolas calibre 9mm y un arma calibre .45mm., cargadores y cartuchos de distinto calibre, dos vehículos de la marca GMC (uno con reporte de robo) y dos teléfonos celulares. 

Armas, droga y objetos, quedaron a disposición del Representante Social de la Federación, quien dio inicio a la indagatoria por los delitos mencionados.