La Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), en su Delegación en Oaxaca, incineró más de 564 kilos de narcóticos. 

La droga incinerada está relacionada con 36 averiguaciones previas iniciadas por la comisión de delitos contra la salud en sus diferentes modalidades en las Agencias de esta Delegación Estatal y del Centro de Operaciones Estratégicas de la Procuraduría General de Justicia del Estado. 

El evento de destrucción se llevó a cabo del 22 al 24 de junio del año en curso en apego al Programa Nacional de Incineración de Narcóticos y Destrucción de Material Apócrifo y Objetos del Delito 2015. 

El acto se realizó ante la presencia de agentes del Ministerio Público de la Federación, personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado, elementos de la Policía Federal Ministerial, Peritos, así como de representantes del Órgano Interno de Control de la Institución, quienes constataron el peso, autenticidad de las drogas y que el procedimiento se llevara a cabo en los términos de la normatividad en la materia. 

Los narcóticos incinerados incluyeron: 561 kilos 50 gramos 328 miligramos de marihuana; tres kilos 787 gramos 100 miligramos de metanfetamina; un kilo 485 gramos 800 miligramos de hashis; 82 gramos 305 miligramos de cocaína; 118 gramos 400 miligramos de semillas de marihuana; 6 gramos 500 miligramos de heroína y 59 psicotrópicos.