La Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo SCRPPA (Delegación en el estado de Baja California Sur), incineró más de 60 kilogramos de narcóticos. 

Lo anterior se dio en cumplimiento con el Programa de Destrucción de Narcóticos y a lo dispuesto por el Código Federal de Procedimientos Penales, que prevé la destrucción de la droga asegurada. 

La incineración se efectuó en el campo de tiro Laguna Seca, de la Tercera Zona Militar, en presencia de personal del Órgano de Control Interno de la PGR, quien dio fe de la autenticidad y peso de la droga destruida. 

La cantidad de los enervantes incinerados incluyó 59 kilogramos 509 gramos 610 miligramos de marihuana; 739 gramos 606 miligramos de clorhidrato de metanfetamina; 312 gramos 12 miligramos de clorhidrato de cocaína, 25 pastillas psicotrópicas y un objeto del delito. 

Cabe señalar que estas drogas, están relacionadas con 185 expedientes de averiguaciones previas y de procesos penales.