La Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), en su Delegación en Oaxaca, incineró metanfetamina sólida y liquida, relacionada con dos averiguaciones previas por el delito contra la salud. 

La diligencia se llevó a cabo el 11 de febrero del año en curso, en apego al Calendario Nacional de Incineración de Narcóticos, ante la presencia de elementos del Ejército Mexicano, Agentes del Ministerio Público de la Federación, elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), peritos y personal ministerial, así como del representante del Órgano Interno de Control de la Institución, quien verificó que el procedimiento se llevara a cabo en los términos de la normatividad en la materia aplicable. 

Los narcóticos incinerados incluyeron: 746 kilos 455 gramos de metanfetamina sólida y 600 litros de metanfetamina líquida.