La Procuraduría General de la República (PGR), incineró más de 950 kilos

de narcóticos, en las instalaciones militares de Cancún y Chetumal, ante la presencia de Agentes del Ministerio Público de la Federación, elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y personal del Órgano Interno de Control de la PGR, quienes verificaron la autenticidad y peso del estupefaciente.

 

La cantidad de droga incinerada fue: 760 kilos 546 gramos de pseudoefedrina, 130 kilos 950 gramos de diazepam, 45 kilos 816 gramos 400 miligramos de marihuana, 113 gramos 600 miligramos de semillas de marihuana, 11 kilos 840 gramos de metanfetamina, 4 litros 980 mililitros de metanfetamina, 4 kilos 134 gramos 300 miligramos de cocaína, 83 litros 980 mililitros de acetona, 59 litros 980 mililitros de ácido clorhídrico, 749 litros 980 mililitros de tolueno y 2 kilos 525 gramos de hidróxido de sodio.

 

Asimismo, se destruyeron 4 millones 775 mil 812 objetos del delito en las instalaciones de la Subsede Chetumal, así como 4249 objetos del delito en la Delegación en Quintana Roo, ubicada en Avenida José López Portillo S/N, en Cancún.

 

Los estupefacientes, psicotrópicos y objetos del delito fueron asegurados en los municipios de Cancún, Playa del Carmen y Chetumal, relacionados con diversas averiguaciones previas.




2466 .jpg
2466  2.jpg