La Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), en su Delegación en Sonora, destruyó 35 toneladas 731 kilos 773 gramos 900 miligramos de distintas drogas y 225 pastillas psicotrópicas, durante la primera jornada de incineración de narcóticos del año, realizada del 27 de enero al 8 de febrero. 

En total se realizaron siete eventos en las ciudades de Hermosillo, Nogales, San Luis Río Colorado, Agua Prieta y Sonoyta, y en cada uno de ellos se contó con el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA). 

Lo incinerado consistió en: 35 toneladas 388 kilos 286 gramos 900 miligramos de marihuana, 278 kilos 528 gramos 800 miligramos de metanfetamina, 37 kilos 043 gramos 500 miligramos de cocaína, 27 kilos 914 gramos 700 miligramos de heroína y 224 pastillas psicotrópicas. 

Las cantidades de los narcóticos incinerados mencionados, corresponden a 105 averiguaciones previas, iniciadas por delitos contra la salud, en distintas agencias del Ministerio Público de la Federación en Sonora. 

Cada evento se realizó ante la presencia de representantes del órgano Interno de Control de la PGR, quienes supervisaron que el proceso se llevara a cabo, en términos de la normatividad de la materia aplicable.