En el marco del nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio, la Procuraduría General de la República (PGR), a través de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, en su Delegación en Durango, incineró 191 kilos 163 gramos con 800 miligramos de marihuana, 700 miligramos de cocaína, 10 kilos 456 gramos con 500 miligramos de semilla de marihuana y dos gramos con 800 miligramos de semilla de amapola. 

El total del narcótico sólido arrojó un total de 201 kilos 623 gramos ocho miligramos. En el evento también se destruyeron 12 mil 537 piezas de cigarros apócrifos de diferentes marcas y diversos objetos del delito, entre ellos; chalecos, motosierra y generador de energía, entre otros. 

Los narcóticos y objetos descritos se encuentran relacionados con expedientes de averiguaciones previas, causas penales y carpetas de investigación, por la comisión del delito contra la salud, en sus diferentes modalidades, presunción de contrabando y portación de arma de fuego. 

La diligencia de incineración se efectuó con el apoyo del Ejército Mexicano, y estuvieron presentes el agente del Ministerio Público de la Federación, peritos, personal de la AIC y elementos de la Secretaria de la Defensa Nacional, en la entidad. 

Por su parte, el representante del Órgano Interno de Control en la PGR, dio fe de la autenticidad y peso de los estupefacientes incinerados y objetos destruidos.