Con relación al lamentable accidente en el que falleciera el suboficial Rigoberto Alfredo Hernández Pérez, elemento de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Procuraduría General de la República (PGR), se informa que un suboficial de la misma corporación, a quien en forma involuntaria se le accionara su arma de cargo, acudió ante el Fiscal Federal de manera voluntaria, para que se determine su responsabilidad en el lamentable hecho. 

El accidente ocurrió en las oficinas de la Subsede de la AIC en Irapuato, Guanajuato, en donde un suboficial, al manipular su arma, ésta se accionó y le ocasionó una herida en el abdomen a su compañero. 

De inmediato se procedió a brindarle auxilio médico y se trasladó a las instalaciones del hospital Torre Médica, de esa ciudad, en donde momentos después falleció. 

El Agente del Ministerio Público de la Federación titular de la Agencia Segunda Investigadora de Procedimientos Penales "B", se presentó de inmediato en el lugar del accidente a efecto de tomar conocimiento de lo ocurrido y proceder con las diligencias necesarias. 

Las personas que se percataron de lo sucedido, manifestaron que se trató de un hecho accidental y que el suboficial a quien se le disparó el arma repentinamente, se puso a disposición del Fiscal Federal de manera voluntaria, para que se determine su responsabilidad en el suceso referido. 

Esta Procuraduría se hará cargo de todos los gastos funerarios y asistirá a los familiares en todo momento.