• Clausuran Congreso Internacional sobre Prevención de Delitos Emergentes.
  • Durante tres días académicos y expertos en materia de seguridad analizaron las nuevas e incipientes formas de delincuencia y violencia.

Convocado de manera conjunta por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), la Procuraduría General de la República (PGR) y la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), concluyó en la sede de la Cancillería, el Congreso Internacional sobre Prevención de Delitos Emergentes.

Durante tres días académicos y expertos en materia de seguridad analizaron las nuevas e incipientes formas de delincuencia y violencia, derivados de los llamados delitos emergentes, con el fin de explorar nuevas herramientas que permitan hacer frente a este fenómeno de una manera integral y dinámica.

Coincidieron en que se trata de delitos silenciosos que ocultan una cifra negra, en virtud de que es difícil contabilizarlos, y propusieron experiencias exitosas a nivel internacional que permitan construir políticas públicas y programas de prevención de los delitos emergentes.

Destacaron los cibernéticos, energéticos, contra el medio ambiente, tráfico de órganos, tráfico de bienes culturales, delitos de robo de identidad y delitos de fraude deportivo, entre otros.

Para el Representante en México de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito Antonio Luigi Mazzitelli, es fundamental enfocarse en el combate a la corrupción, mediante la prevención y la transparencia para combatir y erradicar este tipo de delitos.

Ante la evolución de estos delitos, planteó la necesidad de generar acuerdos y protocolos internacionales que permitan desarrollar una cultura de la prevención delictiva de manera continua.

Por su parte, el Subprocurador de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad de la PGR, Eber Omar Betanzos Torres, advirtió que los delitos emergentes repercuten invariablemente en el desarrollo de la sociedad.

Enfatizó que, uno de los ejes fundamentales de la dependencia, radica principalmente en la prevención de los delitos con respeto irrestricto a los derechos humanos, con base en el Nuevo Sistema de Justicia Penal.

El Subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la SRE, Miguel Ruiz Cabañas, dijo que es necesario que las estrategias de prevención y las medidas de justicia penal estén en línea con el desarrollo de marcos legislativos adecuados.

Agregó que la cooperación internacional desempeña un papel fundamental para hacer frente a este reto, a través de la elaboración de  una respuesta integral con enfoques amplios y equilibrados que permitan prevenir y atacar de manera contundente las nuevas formas de delincuencia transnacional.

 359 1jpg

359 3jpg

359 2jpg