Inicio de trabajos de coordinación interinstitucional para la implementación del nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio en el ámbito federal.

217 14 2jpg

El reto más importante que tenemos por delante es renovar la confianza de los ciudadanos en nuestras instituciones de seguridad pública, procuración y administración de justicia, de esta forma, tenemos que garantizar el acceso pleno a la justicia para que nuestros hijos vivan en un mejor país.

Lo anterior lo mencionó la Subprocuradora Jurídica y de Asuntos Internacionales, Mariana Benítez Tiburcio, al inaugurar en el estado de Durango los trabajos de coordinación interinstitucional para la implementación del Sistema de Justicia Penal Acusatorio a nivel federal.

En el marco de los trabajos preparativos para el inicio de la operación del nuevo sistema de justicia penal en el ámbito federal, durante las próximas dos semanas se llevarán a cabo talleres de capacitación y ejercicios de simulación de audiencias a fin de culminar con el proceso de preparación de jueces, ministerios públicos, agentes investigadores, defensores públicos y policías federales.

217 14 1jpg
La subprocuradora destacó los avances que de manera conjunta han logrado las instituciones federales de las tareas de seguridad pública, procuración y administración de justicia a fin de lograr una transición eficaz, dentro de dichos avances se encuentran el impulso a diversas reformas legislativas, la aprobación de un programa integral de capacitación para todas las procuradurías y fiscalías del país y de un programa único de capacitación para las policías de los tres niveles de gobierno, el rediseño de protocolos, la modernización y adecuación de las instalaciones, la adquisición de tecnología y equipamiento de vanguardia así como el desarrollo de un modelo informático compartido.

Explicó que en el proceso de preparación de la citada transición han participado autoridades como el Poder Judicial de la Federación, la Procuraduría General de la República, la Secretaría de Gobernación a través de la Comisión Nacional de Seguridad, la SETEC, la Policía Federal, el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, la Defensoría de Oficio y los gobiernos de las entidades federativas.

Reconoció que el estado de Durango ha sido un referente nacional en materia de implementación del Sistema de Justicia Penal Acusatorio y es un ejemplo de las mejores prácticas para el inicio de operación de este sistema.

Finalmente, comentó que el desafío estará ahora en el capital humano; el reto está en que seamos capaces de trasmitir a nuestros hombres y mujeres: ministerios públicos, jueces, defensores, peritos, magistrados y policías la importancia de esta transición.