Como resultado del trabajo bilateral entre México y los Estados Unidos de América en materia de seguridad, a través de la Procuraduría General de la República y con el apoyo de autoridades migratorias de ambas naciones, se logró que dos personas de nacionalidad mexicana, prófugos de la justicia, fueran deportados a nuestro país.

Autoridades migratorias estadounidenses, entregaron en el Puente Internacional Número Dos “Juárez-Lincoln” en Nuevo Laredo, Tamaulipas, a elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), al primero de los dos connacionales para ser trasladado ante la autoridad que lo requiere, en cumplimiento a una orden de aprehensión, librada por el Juzgado Primero Penal de Partido con sede en San Miguel de Allende, Guanajuato, por su probable responsabilidad en la comisión del delito de Homicidio.  

En el mismo acto, también fue entregado el segundo connacional, quien será presentado ante la autoridad que lo requiere, en cumplimiento a una orden de aprehensión girada por el Juez de Garantías del Distrito Judicial de “Benito Juárez”, Chihuahua, por los delitos de Robo Agravado y Abuso de Confianza.  

Con acciones como ésta, la Procuraduría General de la República reitera que seguirá fortaleciendo la cooperación y colaboración internacional, mismas que permiten cumplir el Estado de Derecho y la aplicación de la ley en México, impidiendo que el cruce de la frontera obstaculice la procuración de justicia que demandan los ciudadanos.

DEPORTADOS.jpg