• La Titular de la PGR, se reunió con integrantes de la Comisión Global de Políticas de Drogas.

El combate al tráfico de drogas requiere de un enfoque integral, que entienda los impactos sociales, económicos y globales en nuestras comunidades, afirmó la Procuradora General de la República, Arely Gómez González.

 

Durante una reunión de trabajo con la Comisión Global de Políticas de Drogas, integrada por Ruth Dreifuss, ex presidenta de la Confederación Suiza; César Augusto Gaviria Trujillo, expresidente de la República de Colombia; Daniel Zulauf, jefe de la Misión Alterna de la Embajada de Suiza en México y Zara Snapp, integrante  del Secretariado de la Comisión Global de Políticas de Drogas, señaló que el combate al tráfico de drogas representa uno de los retos más complejos de nuestro tiempo y constituye uno de los grandes desafíos que enfrentan muchos países.

 

Por ello, agregó, es importante atacar desde todos los frentes y con toda la fuerza del Estado estas acciones ilícitas, dejar atrás la visión meramente policiaca y actuar siempre con respeto absoluto al debido proceso y a los derechos humanos.

 

Acompañada de los Subprocuradores Jurídico y de Asuntos Internacionales, José Alberto Rodríguez Calderón; de investigación de Delitos Federales, José Guadalupe Medina Romero; de Investigación en Delincuencia Organizada, Gustavo Salas Chávez; de Derechos Humanos, Eber Omar Betanzos Torres, de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón de Lucio y del director General de Seguimiento de Proyectos Especiales, Jaime Chávez Alor, la Procuradora Arely Gómez dijo que hoy se privilegia la prevención del consumo como un elemento que puede dar mejores resultados en la estrategia contra las drogas, en particular cuando se trata de grupos sociales vulnerables, por lo que se deben investigar cuales son los mejores modelos de prevención para retardar el consumo de drogas, alcohol y tabaco; compartir esas experiencias y establecer mecanismos para medir su efectividad.

 

Destacó que los grupos vulnerables representan el "mercado potencial" del crimen organizado. Por ello, invertir recursos en políticas públicas dirigidas a este sector de la población, reduce los ingresos futuros de los criminales.

 

En la reunión celebrada en la sede de la Procuraduría General de la República (PGR), Arely Gómez subrayó que se deben reenfocar los esfuerzos para atender a los adictos y usar la medicina y la investigación como política pública, porque un adicto, no elige su condición, por ello el Estado debe intervenir para atenderlo medicamente.

 

"Si reducimos el mercado futuro de drogas y el consumo en los grupos vulnerables, que son los mejores clientes del crimen organizado, estamos reduciendo sus ingresos presentes y futuros, de manera significativa", dijo.

 

Por otra parte, recalcó que las organizaciones criminales dejaron de ser una amenaza regional y hoy vemos que operan como empresas globales, por lo que es nuestro deber enfrentarlas y desarticularlas, bajo un esquema también de cooperación regional.

 

La titular de la PGR, reiteró que en el ámbito nacional, la Institución lleva a cabo de manera permanente acciones contundentes en materia de control y reducción de la oferta de drogas, realiza acciones de forma conjunta con la Secretaría de Marina y la Secretaría de la Defensa Nacional, así como programas que están vigorizando y perfeccionando las técnicas periciales para su identificación.

 

Adicionalmente, la PGR, coadyuva con la Secretaría de Gobernación en el diseño del Programa Nacional de Políticas de Drogas, con el cual, el Gobierno Federal busca adoptar los estándares internacionales fijados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Mecanismo de Evaluación Multilateral de la Organización de Estados Americanos (OEA).

 

Precisó que el Estado mexicano está abierto al diálogo plural y reconoce los desafíos y nuevas realidades del problema de las drogas. Hemos iniciado un proceso de evaluación profunda de los distintos modelos que se aplican a nivel mundial frente a este fenómeno. Por un lado, el prohibicionista; y por el otro, el que se inclina por la despenalización y regulación del consumo.

 

Refirió que la decisión de despenalizar algunas actividades relacionadas con las drogas, es claramente legislativa ya que son los representantes populares los que deben considerar los riesgos y posibles beneficios de una medida en ese sentido. Los fallos como el de la Primera Sala de la Suprema Corte, solo confirman que este es un debate que se debe dar en la sociedad mexicana. Un debate con información, inclusivo y donde todos los actores puedan participar.

 

Finalmente informó que hoy México está listo para promover un debate multilateral, sustantivo y plural, de cara a la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre Drogas, que se celebrará en abril de 2016, en la cual se pretende discutir una estrategia integral y equilibrada para contrarrestar el problema mundial de las drogas.