- Se consignó a dos personas con más de 360 kilos de marihuana y otros narcóticos. 

- Se aseguraron cerca de 7 mil litros de hidrocarburo.

La Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, en las últimas horas consignó en Guanajuato ante el Juez Sexto de Distrito con sede en Celaya, a un hombre y una mujer, como probables responsables de delitos contra la salud y violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos. 
Por otro lado en el estado de Chihuahua, aseguró cerca de 7 mil litros de hidrocarburo y un inmueble, en cumplimiento a una orden de cateo autorizada por el Juzgado Sexto Federal Especializado en Cateos, Arraigos e Intervención de Comunicaciones. 
En cuanto a la consignación en Guanajuato, el pasado 28 de diciembre, elementos de la Policía Ministerial del estado, en las inmediaciones de la calle Paseo de Guanajuato, de la colonia Jardines del municipio de Celaya, aseguraron un vehículo, a consecuencia de una investigación, en el que se trasladaban los imputados. 
A estos se les encontró en posesión de 39 paquetes de marihuana con un peso de 360 kilogramos 275 gramos, doce envoltorios de cocaína con un peso de 69 gramos 900 milígramos, 17 envoltorios de metanfetamina con un peso de 196 gramos 800 milígramos, dos básculas, 19 mil 729 pesos con 50 centavos, una arma de fuego calibre 40 milímetros y ocho cartuchos útiles. 
El Ministerio Público de la Federación consignó la averiguación previa ante el Juez Sexto de Distrito, por delitos contra la salud, en la modalidad de posesión con fines de comercio de marihuana, cocaína y metanfetamina, así como violación a la Ley de Armas de Fuego y Explosivos. Los indiciados quedaron recluidos en un Centro de Reinserción Social, (Cereso) de Celaya Guanajuato. 
Con relación al aseguramiento de hidrocarburo, el agente del Ministerio Público de la Federación, así como personal de Servicios Periciales de la Delegación Estatal, elementos de la Agencia de investigación Criminal (AIC) y de la Policía Federal, acudieron a un inmueble ubicado en el kilómetro 12 de la carretera Cuauhtémoc-Álvaro Obregón, en el municipio de Cuauhtémoc, Chihuahua. 
En el lugar, se aseguraron cinco contenedores de plástico de los denominados bidones, de diferentes capacidades, la mayoría llenos del combustible que en su totalidad arrojaron cerca de siete mil litros. 
El material asegurado quedó a disposición del Ministerio Público de la Federación, quien continúa con las indagatorias correspondientes, por el delito de posesión ilícita de hidrocarburo, contra quien o quienes resulten responsables.