La Procuraduría General de la República (PGR), obtuvo de la autoridad jurisdiccional sentencia condenatoria de 50 años de prisión y una sanción económica de seis mil cuarenta y nueve días multa contra una persona por su responsabilidad en la comisión de los delitos de violación a la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada, privación ilegal de la libertad en la modalidad de secuestro y homicidio calificado en grado de tentativa.

El agente del Ministerio Público de la Federación, adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada aportó los elementos de prueba al juez de la causa, quien dictó dicha sentencia.

De la indagatoria, se desprende que en noviembre de 2001, se dio cumplimiento a la Orden de Aprehensión librada en contra de esta persona la cual quedó a disposición del Juez interno en Reclusorio Preventivo Varonil Oriente en la Ciudad de México.

En el mismo mes, el Juzgado Quinto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Distrito Federal dictó Auto de Formal Prisión, y en septiembre de 2004, se le dictó Sentencia Condenatoria

Cabe señalar que el sentenciado interpuso recurso de apelación, el cual se radicó en el Cuarto Tribunal Unitario del Segundo Circuito y promovió juicio de amparo directo, del cual conoció el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Segundo Circuito, sin embargo, el Cuarto Tribunal Unitario del Segundo Circuito, revocó la sentencia emitida y ordenó la reposición del procedimiento, a partir de la diligencia judicial inmediata anterior al auto que declaró cerrada la instrucción.