La Procuraduría General de la República (PGR) destruyó 41 máquinas tragamonedas, mismas que fueron aseguradas en operativos realizados en distintos municipios, en base a denuncias ciudadanas en donde señalaban que en varios establecimientos y locales comerciales, se encontraban máquinas de juegos de azar. Los objetos estaban a disposición de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), en su Delegación en Oaxaca, quien integró los expedientes contra quien o quienes resulten responsables, por el delito de Violación a la Ley Federal de Juegos y Sorteos. El evento de destrucción se llevó a cabo del 28 al 30 de septiembre del año en curso, en apego al Programa Nacional de Incineración de Narcóticos y Destrucción de Material Apócrifo y Objetos del Delito 2015. El acto se realizó ante la presencia de Agentes del Ministerio Público de la Federación, elementos de la Policía Federal Ministerial, Peritos, así como del representante del Órgano Interno de Control de la Institución, quien dio fe de los objetos destruidos.