La Procuraduría General de la República (PGR), a través de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, por conducto de su Delegación en Colima, en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), la Policía Estatal, y la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, destruyeron un sembradío de marihuana, en el Poblado Nuevo Cuyutlán, localizado en el municipio de Manzanillo, Colima. 

En este lugar, se encontraban 14 mil 400 plantas compuestas de tallo, hoja y raíz, de un metro de altura cada una, así como 142 kilos de marihuana cosechada distribuida en varios costales y 10 kilos de semilla del mismo enervante. En total, la droga arrojó un peso aproximado de 260 kilos. 

El Agente del Ministerio Público Federal, ordenó la incineración inmediata de la droga, y continuará con las investigaciones correspondientes, contra quien o quienes resulten responsables del delito contra la salud, en la modalidad de siembra y cultivo de marihuana.