La Procuraduría General de la República (PGR), a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, por conducto de su Delegación en Sonora, incineró dos toneladas 625 kilos 756 gramos 300 miligramos de drogas en el municipio de Nogales. 

Los narcóticos destruidos estaban relacionados con 18 expedientes y consistieron en dos toneladas 556 kilos 878 gramos 600 miligramos de marihuana, 68 kilos 849 gramos de clorhidrato de metanfetamina y 28 gramos 700 miligramos de cocaína. 

El evento se llevó a cabo en las instalaciones del campo de tiro, caza y pesca del campo Puma, ante la presencia del agente del Ministerio Público de la Federación y elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Policía Municipal, Policía Federal (PF), Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP) y de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA). 

También estuvieron los representantes del Órgano Interno de Control de la PGR para verificar que el proceso se realizara de acuerdo a la normatividad en la materia.