La Procuraduría General de la República (PGR), a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, por conducto de su Delegación en Sonora, destruyó cuatro toneladas 195 kilos 762 gramos de drogas en San Luis Río Colorado. 

Lo incinerado consistió en cuatro toneladas 183 kilos de marihuana, 11 kilos 510 gramos de cocaína y un kilo 252 gramos de heroína, sustancias relacionadas con cuatro averiguaciones previas por delitos contra la salud. 

El evento fue realizado en en las instalaciones de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), ubicadas en el ejido las Adelitas, con el apoyo de efectivos del Ejército Mexicano. 

También asistieron representantes del Órgano Interno de Control de la PGR y elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), para supervisar que el proceso se llevara a cabo en términos de la normatividad en la materia.