La Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, por conducto de su Delegación en Sonora, incineró 321 kilos 550 gramos de marihuana en el municipio de Nogales. 

Dicha cantidad de narcótico tiene relación con cuatro averiguaciones previas, iniciadas por delitos Contra la Salud en sus distintas modalidades, en agencias del Ministerio Público de la Federación de la localidad. 

La incineración se efectuó en el Club de Tiro, Caza y Pesca del campo de tiro Puma, con apoyo de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA). 

También se contó con la presencia de representantes del Órgano Interno de Control de la PGR, quienes supervisaron que el proceso se llevara a cabo en términos de la normatividad en la materia.