La Procuraduría General de la República (PGR), a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, por conducto de su Delegación en Aguascalientes, aportó los elementos de prueba con los que se consignó a cuatro personas, por su probable responsabilidad en la comisión de los delitos de delincuencia organizada, contra la salud y violatorio a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos. 

Estas personas fueron detenidas por elementos de la Policía Ministerial de la Procuraduría General de Justicia del Estado, a través de un operativo que implementaron en el fraccionamiento Mirador de las Culturas, en esta capital, donde sorprendieron en flagrancia a los ahora detenidos, asegurándoles un kilo 663 gramos de marihuana, 17 gramos 816 miligramos de metanfetamina, un arma de fuego tipo pistola calibre 7.65 mm, un cargador metálico y cuatro cartuchos útiles. 

De las declaraciones ministeriales rendidas por los ahora inculpados ante el Agente del Ministerio Público de la Federación, se desprende que forman parte de una célula criminal que opera en Aguascalientes, dedicada a la venta y distribución de drogas. 

Actualmente los indiciados se encuentran recluidos en el Centro Federal de Readaptación Social número cuatro, con sede en el municipio de Tepic, Nayarit.