La Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), en su Delegación en Nuevo León, consignó ante el Juzgado Cuarto de Distrito en la entidad, a dos personas por su presunta responsabilidad en la comisión del delito de comercio de especie protegida. 

De acuerdo a la averiguación, elementos municipales de Apodaca y de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), durante un operativo, detuvieron a dos personas que se encontraban comercializando aves, entre ellas, cuatro pericos verdes, en la colonia San Andrés, en dicho municipio. 

Los inculpados no pudieron acreditar el permiso correspondiente para tener en su poder esas aves, toda vez que pertenece a una especie protegida por la Norma Oficial Mexicana. 

Por tal motivo, los individuos fueron puestos a disposición del agente del representante social de la Federación, quien consignó la averiguación previa ante el juez referido, dejándolos internos en el Centro Preventivo de Reinserción Social Topo Chico, en espera de que la autoridad les determine su situación jurídica.