La Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, por conducto de su Delegación en Durango, obtuvo sentencia condenatoria de diez años y cien días de prisión, además de una multa de seis mil 377 pesos contra una persona. 

Lo anterior, por la comisión del delito contra la salud, en su modalidad de transporte de clorhidrato de cocaína, previsto y sancionado en el Código Penal Federal. 

El agente del Ministerio Público de la Federación, adscrito a esta Delegación, notificó la resolución emitida por el Juzgado Primero de Distrito, en Procesos Penales Federales en La Laguna, con sede en Gómez Palacio Durango. 

El sentenciado fue detenido por elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), adscritos a la Subsede de la PGR en Gómez Palacio, en el punto de revisión ubicado en la carretera Gómez Palacio-Jiménez, a la altura del kilómetro 33+700, cerca del poblado Bermejillo, municipio de Mapimí, Durango, lugar donde macaron el alto a un autobús de pasajeros con destino a Ciudad Juárez, Chihuahua. 

Los elementos de la AIC, previa identificación con los operadores y prosiguiendo con la inspección de la unidad, observaron que en el pasillo, a la altura de los asientos del 5-6 y 7-8, se encontraban 22 paquetes confeccionados en papel carbón y plástico transparente, con un polvo blanco, con un peso bruto aproximado de 23 kilos 940 gramos de clorhidrato de cocaína. 

El sentenciado se encuentra internado en el Centro de Reinserción Social número 1, ubicado en capital de Durango.