Campeche, Campeche. En el marco de una democracia plena ninguna persona debe ser víctima de la falta de seguridad, de la opacidad o de una inadecuada procuración de justicia, afirmó la Procuradora General de la República, Arely Gómez González.

En la ciudad de Campeche, la titular de la PGR presidió la inauguración de la Segunda Sesión Ordinaria de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia (CNPJ) Zona Sureste.

La Conferencia tiene como propósito fortalecer los mecanismos de coordinación y colaboración interinstitucional, a partir de diagnósticos y propuestas de solución de interés común para enfrentar la delincuencia y la impunidad en el país.

Estatutariamente esta Conferencia Nacional se define como el órgano público, colegiado, integrante del Sistema Nacional de Seguridad Pública, encargado de generar y dar seguimiento a las estrategias, acciones y políticas necesarias para el combate a la delincuencia, la investigación del delito, la seguridad jurídica y el respeto a los Derechos Humanos.

Para la PGR, enfatizó la Procuradora, uno de sus principales objetivos es concretar un sistema de procuración de justicia eficaz para obtener resultados y reducir la violencia, recuperar la paz y la tranquilidad en beneficio de toda la sociedad.

Reconoció que, al cierre de este año que presentó múltiple retos, es necesario hacer un análisis autocrítico sobre los resultados que se lograron en 2015, a fin de identificar los pasos a seguir para diseñar y generar nuevas políticas públicas dirigidas a la prevención y el combate a la delincuencia.

Documentó que la región Sureste del país es la de mayor diversidad cultural y lingüística, por lo que Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán, forman un grupo de trabajo cuya responsabilidad no es menor.

Esta diversidad, indicó, entre otros elementos, presenta desafíos y oportunidades que merecen especial atención.

Se refirió, entonces, a la puesta en marcha del Nuevo Sistema Procesal Penal Acusatorio que ha contribuido a que los estados y la Federación alineen cada día más sus procesos en materia de procuración de justicia para lograr una mayor eficacia en su función persecutoria de los delitos.

En junio del próximo año, reiteró, se logrará que los ciudadanos tengan acceso a este modelo para que reciban una atención más expedita y transparente, con medios alternativos de solución de conflictos que permitirán combatir la saturación del sistema penal.

La titular de la PGR, precisó que este esfuerzo no concluirá el 18 de junio de 2016 sino que será el punto de partida para la nueva forma de trabajo que cerrará el paso a la corrupción, a las violaciones al debido proceso y garantizará los derechos humanos tanto de la víctima como del imputado.

La implementación exitosa de la Reforma Constitucional de 2008, aseveró, exige cubrir todos los flancos, a partir de una vinculación entre policías y el Ministerio Público en la que las investigaciones se integrarán con base a estándares de calidad y eficacia.

Por su parte, el gobernador de Campeche Alejandro Moreno manifestó que la seguridad es un tema central de la agenda nacional.

El gran desafío de la seguridad, afirmó, exige toda la capacidad de prevención y respuesta ante el flagelo de la delincuencia porque, dijo, no hay nada más preciado que la tranquilidad y la paz social.

Sólo en un escenario de seguridad integral, puntualizó, pueden desarrollarse todas las virtudes y capacidades de los pueblos, por eso el tema de la seguridad demanda la mejor coordinación entre las instituciones de los tres órdenes de gobierno.

Alcanzar la seguridad es el reto, agregó, y debe ser el destino de los estados del país para sentar las bases de un futuro seguro.

En la ceremonia de inauguración, la Procuradora General de la República estuvo acompañada, además del gobernador de Campeche Alejandro Moreno Cárdenas, por los procuradores y fiscales generales de las nueve entidades federativas del Sureste: Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán.