·         Se trata de elementos base con la que se puede elaborar heroína y metanfetaminas.

 

La Procuraduría General de la República (PGR), en coordinación con la Policía Federal de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), aseguró ocho tambos de metal con capacidad de 200 litros y otros 6 recipientes de 50 kilogramos cada uno, mismos que al verificar su contenido, se encontró en su interior precursores químicos tanto líquidos como sólidos.

 

La operación de aseguramiento se llevó a cabo dentro de las instalaciones de la Central de Autobuses de Morelia, Michoacán, en los almacenes de una empresa de paquetería, donde dos binomios caninos alertaron sobre la presencia de los químicos dentro de los envases antes mencionados.

 

Todo el material, producto del aseguramiento, quedó a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación, para los fines legales a que haya lugar y bajo la presunción de delitos Contra la Salud.