La Procuraduría General de la República (PGR) a través de su Delegación en Durango, obtuvo del Juez Segundo de Distrito, Especializada en el Sistema Penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal en el Estado de Durango, sentencia condenatoria de cinco años, cuatro meses de prisión, con una multa de cien días de salario mínimo, contra una persona del sexo masculino, sentencia obtenida mediante Procedimiento Abreviado en el Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio (NSJPA).

 

Lo anterior es resultado de un procedimiento que se inició por los delitos de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada o Fuerza Aérea y posesión de Cartuchos del uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea de un arma corta y una larga. Además, por el ilícito de portación de material bélico (granada de mano).

 

En el expediente quedó de manifiesto que el pasado noviembre del año 2015, por las inmediaciones del cerro Huehueto, del municipio de San Dimas, Durango, personal perteneciente a la Secretaría de la Defensa Nacional ( SEDENA ) aseguró a un apersona del sexo masculino.

 

Previa identificación le manifestaron que practicarían una revisión a su persona, quien a la vista traía terciada un arma de fuego larga, tipo fusil de asalto AK-47, calibre 7.62 x 39 mm, con cargador de disco abastecido con 50 cartuchos de calibre 7.62 x 39 mm, portaba un chaleco táctico color negro, el cual contaba con seis cargadores abastecidos con 30 cartuchos cada uno de ellos, es decir, 180 cartuchos de dicho calibre, en la parte de la espalda de dicho chaleco en una bolsa en la parte superior del mismo se le localizaron dos cargadores metálicos para portar cartuchos del calibre 9 mm, abastecidos cada uno con 10 cartuchos útiles, es decir, 24 cartuchos de dicho calibre, en dicha bolsa también se localizó una granada de mano de Fragmentación, de forma esférica, así mismo portaba una piernera del lado derecho la cual contenía en su interior un arma corta, tipo pistola, marca Beretta, calibre 9mm, con su cargador abastecido con 10 cartuchos útiles al calibre.      

 

Posteriormente aproximadamente a dos o tres kilómetros de distancia de la detención del acusado, se encontraron una camioneta marca Ford, color blanco, una hummer H2, color negro con gris, una hummer H3 color negro, una toyota FJ, en cuyo interior se localizaron seis armas de fuego largas, 25 cargadores para diferentes calibres y 928 cartuchos de diferentes calibres.

 

El Fiscal Federal en Durango, llevó a cabo todas las diligencias de Ley previstas en el Código Nacional de Procedimientos Penales, que regula el Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio, así como aportó todas las pruebas necesarias para obtener el procedimiento abreviado emitido por el Juez Segundo.