La Procuraduría General de la República (PGR) a través de su Delegación Estatal Durango, obtuvo sentencia condenatoria de nueve años y seis meses de prisión y multa de once mil 343 pesos con 36 centavos, contra persona del sexo masculino.

 

Lo anterior, por la comisión del delito de contra la salud en la modalidad de posesión de marihuana, previsto y sancionado en el Código Penal Federal y del diverso ilícito de portación de arma de fuego del uso exclusivo del Ejército, Armada o Fuerza Aérea y posesión de cartuchos para armas de fuego del uso exclusivo del Ejército, Armada o Fuerza Aérea, previsto y sancionado en la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

 

La Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, por conducto del Agente del Ministerio Público de la Federación, adscrito a la Delegación Estatal Durango, notificó la resolución emitida por el Juzgado Tercero de Distrito, en Procesos Penales Federales en la Laguna.

 

Por hechos suscitados en el mes de septiembre del año 2012, esta persona fue detenida por elementos de la policía federal quienes se encontraban realizando recorridos de vigilancia a bordo de dos unidades radio patrullas y al circular la calle Azucena y Nacional, en la colonia Felipe Ángeles en la ciudad de Gómez Palacio, se percataron que en la esquina que forma esa vía y la diversa Emiliano Zapata, se encontraba un vehículo marca Nissan, tipo tiida, color arena, con dos personas a bordo y del lado del conductor se encontraba una persona del sexo masculino a bordo de una motocicleta, recargando su brazo derecho sobre el toldo del auto, quien al notar la presencia del personal policial, ambos vehículos, emprendieron la huida en direcciones opuestas.

 

Más adelante, los elementos de seguridad, solamente dieron alcance al automóvil, que era tripulado por dos personas, previa identificación, se les notificó que les practicarían una revisión corporal de rutina y a sus pertenencias 

 

Como resultado, localizaron en la cajuela del automóvil varios objetos:

cuatro tabiques confeccionados a base de cinta canela con un peso aproximado de cuatrocientos gramos, conteniendo una hierba verde y seca con las características de la marihuana, diversos artefactos bélicos en el maletero del vehículo, en el caso concreto un revolver calibre .45, dos armas largas y diversos cartuchos. 

 

El inculpado se encuentra interno en el Centro de Readaptación Social número 14, con residencia en Gomez Palacio, Durango.