La Procuraduría General de la República (PGR), obtuvo sentencia condenatoria de ocho años de prisión, multa de nueve mil 207 pesos, contra varón, así como condena de nueve años de prisión, con una multa de doce mil 276 pesos, contra cinco persona más del sexo masculino.

 

Lo anterior, por la comisión del delito de contra la salud, en la modalidad de posesión de marihuana con fines de comercio en su variante de venta, previsto y sancionado en el Código Penal Federal y del diverso ilícito de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada o Fuerza Aérea, contemplado en la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

 

La Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, por conducto del Agente del Ministerio Público de la Federación, adscrito a esta Delegación, notificó la resolución emitida por el Juzgado Primero de Distrito, en Procesos Penales  Federales en la ciudad de Durango.

 

Hechos se registraron, en el mes de diciembre del año 2013, cuando personal del Ejército Mexicano circulaba sobre la carretera de terracería que comunica a los ranchos “EL Llano” y “Amaculi”, del municipio de Tamazula, Durango, cuando observaron dos vehículos, cuyos ocupantes transportaban vegetal verde y seco con las características de la marihuana, ya que este sobresalía de la redilas.

 

Por lo anterior procedieron a practicarle una revisión al primer vehículo, el cual era tripulado por dos personas del sexo masculino, como resultaron, los militares encontraron en la camioneta marca Ford de 3.5 toneladas, además, del enervante, debajo del asiento del conductor una pistola escuadra, marca colt, calibre .38 súper, con un cargador y nueve cartuchos útiles.

 

Por lo que respecta, al segundo vehículo, marca Ford, cabina y media en el que se trasladaban cuatro personas del sexo masculino, los militares, además, de la droga referida, encontraron en el interior en el piso del lado del copiloto, un fusil calibre 7.62x 39mm, marca Norico, por lo que procedieron a su detención y aseguramiento, el estupefaciente en conjunto arrojó un peso neto total de mil 540 kilogramos.

 

Los sentenciados se encuentran internos en el Centro de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas, con residencia en Mazatlán, en el estado de Sinaloa.