La Delegación de la Procuraduría General de la República (PGR), a través de su Delegación Estatal en Michoacán, consignó a cinco personas por su presunta responsabilidad en la comisión del delito de violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, en la modalidad de portación de armas y posesión de cartuchos de uso exclusivo del Ejército y Fuerza Aérea.

 

De acuerdo con la averiguación previa, los indiciados fueron detenidos por elementos de la Secretaría de Marina Armada de México, con base a una denuncia en donde les alertaban de la presencia de un grupo de civiles armados, por lo que al efectuar  un recorrido de vigilancia sobre el Arroyo Rangel, perteneciente a la comunidad de El Bejuco, perteneciente al municipio de Lázaro Cárdenas, donde efectivos de la marina lograron la detención de siete personas.

 

Ellos se encontraban en posesión de un fusil calibre .223x5.56 milímetros, con dos cargadores y 59 cartuchos útiles al calibre, un fusil AK-47 de los conocidos como “cuerno de chivo” calibre 7.62x39 milímetros, con un cargador y 80 cartuchos útiles al calibre y una escopeta calibre .12 milímetros.

 

Las armas, cargadores, cartuchos y los detenidos quedaron a disposición del Fiscal de la Federación en Lázaro Cárdenas, quien inició la indagatoria mencionada, de la cual consignó a cinco de ellos ante el Juez que tomo conocimiento de la causa por el delito señalado y dos menores de edad quedaron a disposición de la agencia especializada de menores Infractores de la Procuraduría Estatal.

 

Los cinco indiciados fueron  internados en el Centro Federal de Readaptación Social No. 8 “Nor-Poniente” de Guasave, Sinaloa. 


DPE 297.jpg