Derivado de la estrecha coordinación que existe entre autoridades de justicia mexicana y estadounidense, la Agregaduría Regional de la Procuraduría General de la República (PGR), en colaboración con elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), aseguraron en la ciudad de Reynosa, Tamaulipas, a una persona deportada de los Estados Unidos de América, a fin de que sea presentada ante la autoridad Judicial de Michoacán donde es acusada de homicidio calificado.

 

 

Los investigadores federales cumplimentaron la Orden de Aprehensión librada por el Juez de Control de Garantías del Distrito Judicial de Zitácuaro, dentro del proceso penal que se le sigue a dicha  persona, el cual inició desde 2015, por lo que recibieron de parte de las autoridades norteamericanas al deportado, en el Puente Internacional de Reynosa, para posteriormente entregarlo a las autoridades requirentes en el estado de Michoacán.