• Este ejercicio fue parte del Taller "Construyendo Juntos el Manual de Diseño Vial Urbano desde la Perspectiva de la Nueva Agenda Urbana" organizado de forma conjunta por la SEDATU, el BID y el gobierno de la Ciudad de México
  • Este tipo de intervenciones forman parte de la construcción del primer Manual de Calles del país, para contar con vialidades eficaces, seguras e incluyentes
  • “México enfrenta el reto de repensar sus calles y transitar a un nuevo paradigma de ciudad”, afirmó el director de Espacios Públicos de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), Édgar Olaiz

Uno de los más importantes expertos en materia de planeación y diseño de vialidades, el arquitecto estadounidense Michael King, realizó un ejercicio de intervención en uno de los cruces más conflictivos de la Ciudad de México como parte de los trabajos hacia la publicación del Manual de Calles de nuestro país.

Michael King es maestro en arquitectura por la Universidad de Columbia, en Nueva York y cuenta con 20 años de experiencia en proyectos de pacificación del tránsito en diferentes ciudades de todo el mundo.

El arquitecto coordinó un ejercicio de intervención en uno de los cruces viales de mayor peligrosidad de la Ciudad de México: las avenidas Copilco y Universidad de la Ciudad de México.

Se trata de una zona de gran flujo vehicular en la que se ubican plazas comerciales, oficinas, unidades habitacionales y la propia Universidad Nacional Autónoma de México.

Empleando únicamente conos, y sin sacrificar movilidad o fluidez de los automóviles, el experto delimitó espacios o remanentes viales, que pueden ser empleados por los peatones a fin de caminar por la zona de forma segura.

Michael King recordó que este tipo de intervenciones ya han sido realizadas de forma exitosa en otras ciudades como Buenos Aires, Miami, Manila y Río de Janeiro.

"A través de estas acciones estamos demostrando que es posible cambiar la situación en las calles", comentó.

El director general de Espacios Públicos de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), Édgar Olaiz, consideró que México enfrenta el reto de repensar sus calles y transitar a un nuevo paradigma de ciudad.

"El vehículo no es el único actor de las calles. Tenemos que pensar también en los niños, en las madres que llevan a sus hijos en una carriola. Estamos obligados a que todos ejerzan su derecho a la ciudad", sostuvo.

Mariana Orozco, asesora de la SEDATU en materia de movilidad, aseguró que estas acciones son positivas, pero aún es necesario dejar de invertir en segundos pisos e infraestructura para los automóviles para destinar esos recursos a mejorar la red vial de las ciudades en beneficio de los peatones.

Solo así ─añadió─ será posible ofrecer un incentivo a los conductores para que dejen sus automóviles en casa y se decidan a emplear la red de transporte público.

Este ejercicio de intervención que se realizó en coordinación con el Gobierno de la Ciudad de México, fue parte del Taller "Construyendo Juntos el Manual de Diseño Vial Urbano desde la Perspectiva de la Nueva Agenda Urbana" organizado de manera conjunta por la SEDATU, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el gobierno de la Ciudad de México.

Este diseño de intersección segura, acompañada por King, es una de las primeras medidas del país para implementar la Nueva Agenda Urbana firmada por México en octubre de 2016 en Quito. Al mismo tiempo, es un ejemplo de como el Manual de Diseño Vial Urbano se puede vincular y armonizar a los sistemas de planeación urbana de los gobiernos locales.

En este marco, la CDMX compartió su experiencia en el diseño de intersecciones seguras a través de su programa Visión Cero Accidentes, donde hasta la fecha han rescatado los 100 cruceros más peligrosos de la Ciudad.

El taller realizado en la Ciudad de México, así como los grupos focales y entrevistas realizados en las ciudades de Aguascalientes, Guadalajara, Mérida, Monterrey y Tijuana, se documentarán y sistematizarán para incluir su contenido en el Manual de Diseño Vial para Calles Mexicanas.

Este taller, de dos días de duración, tuvo el objetivo de contribuir a la redacción del Manual de Calles de nuestro país, documento con recomendaciones para los gobiernos locales a fin de desarrollar vialidades seguras, efectivas e incluyentes.

El Manual será presentado a mediados de año y se convertirá en una Norma Oficial Mexicana (NOM) a la que deberán sujetarse los gobiernos locales de todo el país para la planeación y construcción de sus vialidades.