La Procuraduría General de la República (PGR) incineró diversos estupefacientes, asegurados en operativos llevados a cabo por instituciones de seguridad de los tres ámbitos de gobierno, en el estado de Jalisco.

 

La incineración incluyó: Un kilo 224 gramos 110 miligramos de cocaína; Dos gramos 500 miligramos de goma de opio; Seis gramos 400 miligramos de hashis; 638 kilos 532 gramos 118 miligramos de marihuana; 18 mililitros de marihuana líquida;Un kilo 506 gramos 854 miligramos de metanfetamina; Ocho objetos del delito; Un kilo 611 gramos 500 miligramos de plantas de amapola; Un kilo 738 gramos 500 miligramos de plantas de marihuana; 65 plantas de marihuana; Ocho gramos 600 miligramos de pseudoefedrina; 240 mililitros de pseudoefedrina líquida; Dos mililitros de psicotrópico líquido; Mil 806 unidades de psicotrópicos; Cuatro kilos 678 gramos 800 miligramos de semilla de marihuana; 103 unidades de sustancia negativa.

 

Con esta acción, la PGR a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, por conducto de su Delegación en Jalisco, dio cumplimiento a lo establecido en el Programa de Destrucción de Narcóticos y a lo dispuesto por el Código Federal de Procedimientos Penales, que prevé la destrucción de la droga asegurada.

 

El acto se llevó a cabo en las instalaciones del Club Cinegético en el municipio de Tonalá, con la asistencia de elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y un representante del Órgano Interno de Control de la PGR, así como elementos de Protección Civil y Bomberos del municipio referido, quienes verificaron que el procedimiento se llevara a cabo con apego a la normatividad en la materia.