La Procuraduría General de la República (PGR) cumplimentó una orden de aprehensión contra una persona del sexo masculino, por incumplimiento de sus obligaciones procesales que enfrenta como probable responsable del delito de posesión de la especie acuática en veda, comúnmente conocida como pepino de mar, con fines de comercio.

 

De acuerdo a la causa penal, el pasado 25 de agosto de 2015, la Policía Estatal detuvo a seis sujetos en posesión de 333 kilos 92 gramos de pepino de mar, en el puerto de Progreso, por lo que quedaron a disposición del Fiscal de la Federación.

 

En audiencia celebrada ante el Juez Segundo de Distrito adscrito en el Centro de Justicia Penal Federal en el Estado, se impuso a los inculpados como medidas cautelares, presentarse los días uno y quince de cada mes en la Presidencia Municipal de Progreso, al ser lugar de mayor cercanía a su domicilio de residencia; exhibir ante el Juzgado una garantía económica; además se les prohibió salir del estado sin previa autorización, durante todo el plazo que dure el proceso.

 

Derivado de lo anterior, uno de los imputados incumplió con todas las medidas cautelares impuestas, por lo que el Fiscal de la Federación solicitó y obtuvo del Juez de Distrito, la orden de aprehensión contra dicho sujeto.

 

El Ministerio Público de la Federación con el apoyo de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), cumplimentaron la orden de aprehensión el pasado 18 de enero, deteniendo al inculpado en la calle principal del Ejido el Alacrán, en la localidad Sánchez Magallanes, en el estado de Tabasco.

 

Dicha persona se encuentra en el Centro de Reinserción Social, ubicado en la ciudad de Mérida, para el cumplimiento de la prisión preventiva o sanciones privativas de libertad.