La Procuraduría General de la República (PGR) incineró 395 kilos 543 gramos de narcóticos relacionados con 25 averiguaciones previas, iniciadas  en el estado de Colima.

 

La diligencia ministerial dio cumplimiento al Programa Nacional de Destrucción de Narcóticos 2016, y a lo dispuesto en el Código Federal de Procedimientos Penales, el cual prevé la incineración de drogas aseguradas y la destrucción de objetos que son considerados como instrumentos del delito.

 

Con relación a la droga incinerada, esta fue de 307 kilos 481 gramos de Cocaína, 81 kilos 821 gramos de marihuana, 6 kilos 241 gramos de metanfetamina; así como 10 unidades del psicotrópico diazepam.

 

La destrucción la efectuó la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), por conducto de su Delegación Estatal en Colima, en las instalaciones del Club Cinegético “Colimán”, en presencia de un representante del Órgano Interno de Control de la PGR, quien verificó que el procedimiento se llevara a cabo en los términos de la normatividad en la materia, así como por el agente del Ministerio Público de la Federación quien acompañado de peritos químicos, dio fe de la naturaleza de la droga destruida.