La Procuraduría General de la República Delegación Tlaxcala anuncia que al entrar en vigor el pasado 13 de enero del presente año la  Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Cometidos en Materia de Hidrocarburos, las penas para quienes sustraigan, posean y vendan hidrocarburos serán más severas.

De acuerdo a la nueva ley que fue aprobada en el congreso de la Unión el 15 de diciembre de año pasado contempla las siguientes sanciones:

Artículo 8.- Se sancionará con pena de 15 a 25 años de prisión y multa de 15,000 a 25,000 días de salario mínimo vigente en el lugar de los hechos a quien:

 

I.    Sustraiga hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos, de ductos, vehículos, equipos, instalaciones o activos, sin derecho y sin consentimiento de asignatarios, contratistas, permisionarios, distribuidores o de quien pueda disponer de ellos con arreglo a la ley.

 

II.    Aproveche hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos, sin derecho y sin consentimiento de asignatarios, contratistas, permisionarios, distribuidores o de quien pueda disponer de ellos con arreglo a la ley.

 

         Artículo 9.-

 

          a). Cuando la cantidad sea menor o equivalente a 300 litros, se impondrá de 2 a 4 años de prisión y multa de 2,000 a 4,000 días de salario mínimo vigente en el lugar de los hechos.

         b). Cuando la cantidad sea mayor a 300 litros pero menor o equivalente a 1,000 litros, se impondrá de 4 a 8 años de prisión y multa de 4,000 a 8,000 días de salario mínimo vigente en el lugar de los hechos.

 

         c). Cuando la cantidad sea mayor a 1,000 litros pero menor a 2,000 litros, se impondrá de 8 a 12 años de prisión y multa de 8,000 a 12,000 días de salario mínimo vigente en el lugar de los hechos.

 

        d). Cuando la cantidad sea igual o mayor a 2,000 litros, con pena de 10 a 15 años de prisión y multa de 10,000 a 15,000 días de salario mínimo vigente en el lugar de los hechos.

 

Por ello, la Procuraduría General de la República conmina a la ciudadanía a evitar caer en este tipo de conducta delictiva que, afecta el patrimonio de México.