La Procuraduría General de la República (PGRE) obtuvo una sentencia contra una persona por nueve años de prisión y una multa de 12 mil 276 pesos, por la comisión del delito de portación de arma de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas y contra la salud, por posesión de clorhidrato de cocaína.

 

El sentenciado fue detenido en la colonia Prolongación Progreso, en Nueva Rosita, Coahuila, en posesión de un arma de fuego tipo fusil calibre 7.62 x 39 mm, con su cargador abastecido con treinta cartuchos útiles del mismo calibre, además de 474 gramos nueve miligramos de clorhidrato de cocaína, por lo que quedó recluido en el Centro Federal de Readaptación Social 11, con residencia en Hermosillo Sonora.

 

La Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), por conducto de su Delegación en Coahuila, presento pruebas ante el Juez Tercero de Distrito, con residencia en Piedras Negras, para lograr la sentencia condenatoria.