La Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), por conducto de su Delegación en Oaxaca, realizó la presentación del Nuevo Modelo de Gestión Delegacional de la Procuraduría General de la República para operar el Sistema de Justicia Procesal Penal Acusatorio ante la Barra Mexicana Colegio de Abogados de Oaxaca A.C. en la Ciudad de Oaxaca.

 

La exposición del Delegado de la Procuraduría General de la República, Javier Martín Villanueva Hernández se presentó ante la Presidenta de la Barra Mexicana Colegio de Abogados de Oaxaca A.C. Edna Georgina Franco Vargas; del Primer Consejero de la Barra Mexicana Colegio de Abogados de Oaxaca A.C. Jorge Eduardo Franco Jiménez, así como los abogados litigantes asistentes.

 

Durante su exposición el Delegado de la PGR en Oaxaca, Javier Martín Villanueva Hernández, dijo a los presentes que el pasado 30 de noviembre de 2015, el estado de Oaxaca junto con las entidades federativas de Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Nayarit, Sinaloa y Tlaxcala, iniciaron la aplicación del Código Nacional de Procedimientos Penales, la Ley Nacional de Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias en Materia Penal, y la normatividad y protocolos aplicables en el Sistema de Justicia Penal Acusatorio.

 

Este bloque de Estados se sumó a los ocho, donde ya operaba el Sistema de Justicia Penal Acusatorio. La reforma constitucional de 18 de junio de 2008, marcó un cambio de paradigma en la justicia penal mexicana, porque transformó los sistemas de justicia penal federal y estatal, con el  propósito de mejorar el funcionamiento del Sistema de Justicia Procesal Penal, garantizando el derecho de la víctima a intervenir en el proceso en busca de la reparación del daño y que el hecho delictuoso no quede impune.

 

Asimismo, mencionó que la conversión al Nuevo Sistema de Justicia Procesal Penal, ha representado un desafío para todos los operadores del sistema en los ámbitos federal y estatal, no obstante, el reto para la Procuraduría General de la República ha tenido varias implicaciones, entre las cuales destacan tanto los cambios y adecuaciones de los modelos de gestión y de trabajo de las unidades de investigación y control de procesos, como el desarrollo de la profesionalización y competencias necesarias de los operadores sustantivos, sin dejar de lado los ajustes y reacomodos de infraestructura, equipamiento y tecnologías de la información.

 

Destacó que la aplicación del Sistema de Justicia Acusatorio deja subsistente el sistema tradicional para los procedimientos iniciados con anterioridad a la entrada en vigor, es decir, habrá un periodo de coexistencia de ambos sistemas de justicia. La atención de casos del sistema tradicional y el ingreso de asuntos del sistema acusatorio, en una línea de tiempo, será ondulatorio: Al principio, más averiguaciones previas que investigaciones ministeriales en carpetas; en medio, una línea promedio; al final, más investigaciones ministeriales en carpetas que averiguaciones previas.

 

Expresando que en el caso la Delegación Estatal Oaxaca, llevó a cabo la transformación organizacional y funcional que derivó en un nuevo modelo de gestión de carácter predominantemente colaborativo, multidisciplinario y oral, desarrollada en cuatro unidades principales:

 

•      La Unidad de Atención Inmediata

•      La Unidad de Investigación y Litigación

•      La Unidad del Sistema Tradicional, y

•      La Coordinación del Juicio de Amparo

 

También resaltó que en este modelo delegacional destaca la incorporación de la Sala de Mando Ministerial, que es el lugar en el que el equipo de investigadores y auxiliares dará seguimiento y evaluará el Plan de Investigación de cada uno de los casos. Se trata de desarrollar investigaciones con planeación, metodología y sistematización, que garanticen su eficiencia y eficacia.