La Procuraduría General de la República (PGR) aportó elementos de prueba al Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en el estado de Veracruz, quien dictó sentencia condenatoria de 32 años de prisión y una sanción económica de 125 mil 281 pesos, contra dos personas por el delito de secuestro.

 

Derivado de las pruebas presentadas por la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), por conducto de su Delegación en Veracruz, se acreditó plenamente la responsabilidad de estas personas, por los delitos de Delincuencia Organizada, Portación de Arma de Fuego de Uso Exclusivo de las Fuerzas Armadas y Privación Ilegal de la Libertad en la modalidad de Secuestro.

 

De la causa penal, se desprende que en junio de 2010, estas personas, hoy sentenciadas, privaron ilegalmente de la libertad a un hombre, quien de manera violenta fue subido a los asientos traseros de una camioneta cerrada con placas del estado de Tamaulipas; la inmovilizaron con cintillos de plástico y lo hirieron en la cabeza al ser golpeado con una pistola.

 

Los ahora sentenciados pretendieron huir, y fueron interceptados por elementos de la Policía Municipal de Manzanillo, Colima, a la altura de la calle Aldama, en la colonia Libertad. Los efectivos policiacos rescataron a la víctima y aseguraron a los dos sujetos, quienes portaban armas de fuego, una tipo escuadra calibre 40 y otra Pietro Beretta calibre 9 mm.

 

El expediente fue consignado por el agente del Ministerio Público de la Federación, ante el Juzgado Primero de Distrito en el Estado de Colima y posteriormente, la orden de aprehensión fue librada por el Juzgado Octavo de Distrito en Materia Penal en el Estado de Jalisco.

 

Finalmente, el agente del Ministerio Público Federal, adscrito al Juzgado Segundo Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de Veracruz, con residencia en Villa Aldama, llevó el proceso penal a la instancia judicial, aportando los elementos de prueba suficientes para comprobar la plena responsabilidad de los sujetos, ante el juez, quien dictó la sentencia condenatoria correspondiente.

 

Los sentenciados se encuentran recluidos en el Centro Federal de Readaptación Social Número Cinco Oriente, en Villa Aldama, Veracruz, donde cumplirán la sentencia mencionada.​