La Procuraduría General de la República (PGR) en su delegación en Sinaloa, celebró ante organismos e instituciones de los tres niveles de gobierno, la ceremonia de arranque de operaciones del Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio, el cual iniciará el próximo lunes 30 de noviembre.

 

El Delegado Estatal de la PGR en Sinaloa, Jesús Gerardo Rodríguez Prado, dijo que el inicio al Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio también incluye las subsedes de Los Mochis, Guasave, Guamúchil, Mazatlán y Escuinapa.

 

Rodríguez Prado agregó que en el caso de las delegaciones estatales, la transformación organizacional y funcional, derivó en un nuevo modelo de gestión, de carácter colaborativo y multidisciplinario, predominantemente oral, desarrollado en cuatro unidades principales: Unidad de Atención Inmediata, Unidad de Investigación y Litigación, Unidad del Sistema Tradicional, y Coordinación de juicio de amparo.

 2338_1jpg

Por su parte el Director General de Amparos de la PGR, Ignacio Gilberto Silva Hernández, en representación del Subprocurador de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, Alfredo Higuera Bernal, dijo que el próximo 30 de noviembre de 2015, a partir de las 0:00 horas, iniciará la vigencia en esta Entidad Federativa, del Código Nacional de Procedimientos Penales, aplicable en el Sistema de Justicia Penal Acusatorio.

 

Junto con el anuncio anterior, informó que en esta Delegación Estatal de la Procuraduría General de la República se han dispuesto los elementos e insumos necesarios para que la operación del nuevo sistema se realice adecuadamente, con eficacia y eficiencia, con transparencia y respeto de los derechos humanos, tal y como lo ha instruido la Mtra. Arely Gómez González, Procuradora General de la República.

 

Cabe destacar que este sistema hará que el desarrollo de la investigación sea un modelo más ágil y efectivo por parte del Ministerio Público de la Federación y sus auxiliares directos, las corporaciones policiales y los servicios periciales.

 2338_2jpg

En cuanto a la atención de víctimas, se pretende lograr una efectiva reparación del daño a su favor, brindarles protección ante posibles represalias de la persona imputada y asegurar su participación en el juicio para hacer valer sus derechos e impugnar resoluciones. Por otro lado los imputados también tendrán garantías para su defensa, tales como enfrentar el proceso en igualdad de condiciones con la parte acusadora, para argumentar y presentar datos y elementos probatorios, asesorados por un defensor y en presencia de un juez.

 

Asimismo, el nuevo sistema regulará las técnicas y actos de investigación, las medidas de protección, providencias precautorias y medidas cautelares, las soluciones alternas y formas de terminación anticipada, así como los recursos que podrán hacerse valer en las diversas etapas del procedimiento penal.

 

Ante esto la delegación de PGR en Sinaloa con el objetivo de afrontar con eficacia este nuevo sistema, mantuvo una constante capacitación de su personal mediante talleres interinstitucionales, con prácticas de ejercicios apegadas a la realidad, donde se manejaron de conformidad con el artículo 211 del Código Nacional de Procedimientos Penales las tres etapas del proceso penal, tomando en cuenta los principios rectores de este último.