La Procuraduría General de la República (PGR), incineró más de 170 kilos de narcóticos y destruyó diversos objetos del delito, relacionados con 18 expedientes iniciados por delitos de orden federal, en el municipio de Chilpancingo, Guerrero.

 

Las sustancias y objetos destruidos consistieron en 161 kilos 861 gramos de marihuana, nueve kilos 199 gramos 700 miligramos de semilla de amapola, un kilo 143 gramos de sustancia negativa, 97 gramos 200 miligramos de semillas de marihuana, 10 gramos 285 miligramos de cocaína, 200 miligramos de terrones de opio, 649 mililitros de goma de opio líquida, 27 plantas de amapola y 38 objetos del delito.

 

La destrucción por incineración del narcótico se realizó en las instalaciones del incinerador, ubicado en la comunidad de Xocomanatlán, municipio de Chilpancingo, mientras que los objetos del delito fueron destruidos en las instalaciones del Centro de Operaciones Estratégicas, en la ciudad de Chilpancingo.

 

En ambos eventos estuvieron presentes representantes del Órgano Interno de Control de la Institución, personal de la Coordinación de Servicios Periciales de PGR, elementos de la Policía Federal Ministerial, así como del Ejército Mexicano.

 

Con esta acción, la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), da cumplimiento al Calendario Nacional de incineración de narcóticos, destino final de sustancias nocivas y precursores químicos, transferencia de bienes apócrifos PGR-SAE, destrucción de instrumentos y/o  objetos de delito 2015.​