La Procuraduría General de la República (PGR) obtuvo del Juzgado Quinto de Distrito en el Estado de Guerrero, sentencia condenatoria de once años de prisión contra una persona, por los delitos Contra la Salud en la modalidad de posesión de marihuana y clorhidrato de metanfetamina y Violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

 

De acuerdo con el expediente, al realizar patrullajes del operativo "Tierra Caliente", policías federales detuvieron al imputado sobre la carretera Coyuca-Zihuatanejo, a la altura del poblado El Cuirindalito, municipio de Coyuca de Catalán, cuando circulaba a bordo de una camioneta Nissan tipo estaquitas, con placas del estado de Guerrero.

 

Al efectuarle una revisión, en el interior del vehículo aseguraron un arma larga abastecida con un cartucho, 10 cartuchos útiles de diversos calibres, cuatro envoltorios de plástico transparente con marihuana y tres bolsitas de plástico transparente con piedras color beige, que de acuerdo al dictamen pericial en materia de química, corresponden al psicotrópico denominado clorhidrato de metanfetamina o crystal.

 

La Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), por conducto de su Delegación en Guerrero, reunió las pruebas necesarias para acreditar la responsabilidad penal del ahora sentenciado, quien se encuentra recluido en el Centro Regional de Reinserción Social de la ciudad de Iguala, Guerrero.​