La Procuraduría General de la República (PGR), con el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), incineró 293 kilos 714 gramos 900 miligramos de drogas, en el municipio de Chilpancingo, Guerrero.

 

Las sustancias incineradas consistieron en 287 kilos 628 gramos 200 miligramos de marihuana, cinco kilos 161 gramos 700 miligramos de semilla de marihuana, 924 gramos 600 miligramos de semilla de amapola, 400 miligramos de opio, 162 psicotrópicos, 128 plantas de amapola y 16 plantas de marihuana. Las drogas estaban relacionadas con 26 averiguaciones previas y procesos penales, por Delitos Contra la Salud.

 

El evento lo realizó la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), por conducto de su Delegación en Guerrero, en las instalaciones del incinerador ubicado en la comunidad de Xocomanatlán, municipio de Chilpancingo de los Bravo.

 

En el evento estuvieron presentes representantes del Órgano Interno de Control de la Institución y elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), así como autoridades militares.

 

Con esta acción, la PGR dio cumplimiento a lo establecido en el Programa de Destrucción de Narcóticos y a lo dispuesto por el Código Federal de Procedimientos Penales, que prevé la destrucción del narcótico asegurado.