En cumplimiento con el Programa de Destrucción de Narcóticos y a lo dispuesto por el Artículo 181 del Código Federal de Procedimientos Penales, la Delegación de la Procuraduría General de la República en el estado de Tabasco incineró más de una tonelada de marihuana en el municipio de Cárdenas. 

La incineración se llevó a cabo en las instalaciones del Campo Militar Núm. 30-E ubicado en la citada jurisdicción, en presencia del representante de la SEDENA, General de Brigada DEM; del Comandante de la 30 Zona Militar, Luis Crescencio Sandoval González; del titular de la Delegación federal, Bogar Sandoval Aguilar; y de autoridades estatales y municipales de organismos de seguridad pública. 

El Ministerio Público de la Federación, Peritos y personal del Órgano Interno de Control de la PGR, verificaron la autenticidad y peso de los narcóticos, que dieron un total de una tonelada con 99 kilos y 545 gramos del estupefaciente.