En cumplimiento con el Programa de Destrucción de Narcóticos, y a lo dispuesto por el Artículo 181 del Código Federal de Procedimientos Penales, la Delegación en Chihuahua de la Procuraduría General de la República incineró en Ciudad Juárez más de tres toneladas de narcóticos aseguradas en el estado. 

El aseguramiento de esa cantidad de drogas es resultado de la estrategia emprendida por elementos del Ejército Mexicano, Policía Federal Ministerial, Policía Municipal, y, con la participación de la ciudadanía a través de "Denuncias Anónimas", para combatir el narcotráfico. 

Las drogas incineradas incluyeron: 

� Tres toneladas con 294 kilos de marihuana 
� Tres kilos con 208 gramos y 6 miligramos de semilla de marihuana 
� Ocho gramos con 500 miligramos de semilla y hierba 
� 500 miligramos de cocaína 

Esos narcóticos están relacionados con 25 averiguaciones previas por delitos contra la salud. 

Al acto de incineración asistió personal de la Delegación, autoridades de Migración, cuerpos de seguridad de la entidad y un representante del Órgano Interno de Control de la PGR, quien constató el peso y autenticidad de las drogas.