La Procuraduría General de la República a través de su Delegación Estatal en Sinaloa, incineró marihuana y metanfetamina en Mazatlán. 

La diligencia ministerial se efectuó en cumplimiento del Programa de Destrucción de Narcóticos y lo establecido en el Código Federal de Procedimientos Penales. 

Los narcóticos destruidos están relacionados con diversas averiguaciones previas y consisten en: 

- 355 kilogramos 553 gramos de marihuana 
- 500 miligramos de metanfetamina 

El conteo, el pesaje e incineración se efectuó en presencia de autoridades civiles, personal comisionado por el Órgano Interno de Control y de la Agencia de Investigación Criminal, ambos de la PGR, así como del Ministerio Público de la Federación. La acción se realizó en un predio de la Policía Federal.